El 1 de enero de 2023 entrará en vigor el Presupuesto del Ayuntamiento de Torredonjimeno tras su aprobación en el pleno extraordinario celebrado ayer con los votos a favor del PSOE y PP (por cuarta vez en este mandato) y la abstención del IU. Las cuentas ascienden a casi 14 millones de euros.

El alcalde tosiriano, Manuel Anguita, ha valorado que se dé seguridad presupuestaria al Consistorio no teniendo que prorrogar las cuentas con el inicio del año. “Además, con el añadido de ser un ejercicio de comicios municipales”, ha apostillado. El regidor ha explicado que el montante se adapta a los momentos actuales y a la capacidad económica del Ayuntamiento. “Son unas cuentas buenas, coherentes y realistas a la par que ambiciosas como las anteriores”, ha afirmado.

Por su parte, la portavoz de IU, Berta Granadino, se ha felicitado por la posibilidad de debatir en su totalidad el documento en un pleno extraordinario, al mismo tiempo que ha mostrado su satisfacción por el hecho de que no se tenga que prorrogar el Presupuesto. Manuel Ángel López, portavoz del PP, ha calificado de “coherente” el documento presentado por el equipo de Gobierno, así como el “buen entendimiento” para que las cuentas puedan salir adelante. Por último, el portavoz socialista, José Juan Tudela, ha alabado el papel “constructivo” de los partidos de la oposición, además del esfuerzo municipal por presentar “en tiempo y forma” el Presupuesto.

En detalle

Las cuentas atesoran un importante componente social, al igual que apuestan por la educación o el patrimonio local mientras apuntalan la dinamización económica de Torredonjimeno. En lo concerniente a los ingresos, por una parte, cabe destacar que se congelan las tasas municipales, mientras que, por otra, se prevé un incremento por la tendencia al alza en la ejecución de obras con su correspondiente tasa del ICIO, así como por la subida de las cantidades aportadas al PFEA, entre otros aspectos.

Ya en los gastos, sobresale el aumento del capítulo del gasto corriente en un 10% a causa, fundamentalmente, de la inflación y en el destinado a subvenciones a colectivos de diferente índole con el mismo porcentaje.

El capítulo de inversiones se eleva hasta los 1,9 millones de euros (un 13,7% del total del Presupuesto) incluyendo 62 partidas. El Estado participa con 305.000 euros para el PFEA y la Diputación, con 404.000 también para el PFEA y los Planes Provinciales. Mientras tanto, la aportación municipal es de casi 1,1 millones, de ellos 208.000 están vinculados y condicionados a partidas obligatorias. El resto, 889.000, se reparte entre actuaciones como acondicionamiento de los almacenes de Bernal (53.000); construcción de nichos y columbarios (60.000); rehabilitación y acondicionamiento de parques (32.000); mejora de caminos rurales (63.000); intervenciones en el Castillo (90.000); mejora de dependencias de Cultura (33.000); rehabilitación y acondicionamiento de instalaciones deportivas (40.000); Presupuestos Participativos (75.000); rehabilitación y acondicionamiento de viviendas sociales (25.000); rehabilitación del pórtico del Convento de las Dominicas (6.000); dotación de equipamiento y rehabilitación de instalaciones educativas (73.000).

Por último, es reseñable que los partidos de la oposición disponen de 70.000 euros cada uno (un 15,7% del montante inversor) para determinar su destino. El PP lo ha direccionado hacia la rehabilitación y acondicionamiento del Patrimonio Comunal Olivarero e IU para el mismo menester en el Parque Municipal.