Agentes de la UDEF, encargados de la investigación

La Policía Nacional, gracias a información facilitada por el FBI, ha detenido en Jaén a un hombre de 31 años acusado de compartir y distribuir material relacionado con la pornografía infantil de carácter pedófilo. En el registro del domicilio del detenido, los agentes encontraron abundante material y se intervinieron varios ordenadores y discos duros que todavía están siendo analizados.

El origen de la investigación policial partió de la Oficina Federal de Investigación (FBI) de los Estados Unidos cuyos funcionarios habían detectado un extenso tráfico de material pedófilo entre diferentes usuarios que supuestamente compartían archivos y videos de pornografía infantil.

Uno de estos usuarios se encontraba ubicado en España, quien supuestamente entre los días 13 y 15 de marzo se habría descargado 300 archivos de contenido pedófilo a través de una conocida aplicación de descargas en las que los ciberdelincuentes enmascaraban el verdadero contenido.

Desde Jaén los investigadores iniciaron los trámites oportunos con el fin de ubicar la dirección IP desde la que se estaban realizando las descargas y distribución de los archivos, tanto fotográficos como audiovisuales.

Localizada la ubicación, los investigadores elaboraron un dispositivo de continuas vigilancias y seguimientos que culminaron con la localización exacta del domicilio, consiguiendo de igual modo la identificación del arrestado y su detención.