Cáritas Diocesana de Jaén se prepara ante una eventual llegada de refugiados a la provincia como consecuencia de la invasión de Ucrania ordenada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y ofrece más de 200 plazas residenciales.

Así lo ha indicado este jueves el director de la citada entidad, Rafael Ramos, quien ha explicado que en los últimos días se trasladó a sus equipos parroquiales e interparroquiales una petición para conocer cuántas plazas se podrían ofrecer en caso de ser necesario.

Se responde así a la solicitud realizada desde el Gobierno de España y canalizada a través de la consulta formulada a través de Cáritas Española, con el propósito de conocer cómo se podría apoyar el dispositivo de acogida.

Ramos ha señalado que estas 200 plazas contabilizadas en la provincia corresponden, además de a la puesta a disposición por parte de equipos de Cáritas, a recursos de la Iglesia de Jaén y de personas a título individual.

«El principal propósito de esta relación de plazas es estar preparados en caso de que sea necesario movilizarse para buscar alojamiento a familias y personas llegadas desde Ucrania que huyen del horror y la desolación ante este conflicto armado», ha comentado.

Ha añadido que esta «cifra inicial de algo más de 200 ha sido fruto de un primer y rápido sondeo», de manera que esta relación se encuentra todavía abierta a toda persona o entidad que disponga de plazas, ya sean en pisos, casas o recursos residenciales.

En este sentido, ha apuntado que las personas interesadas en sumarse pueden hacerlo contactando con Cáritas Diocesana de Jaén en el correo diocesana.cdjaen@caritas.es o llamando, en horario de 8,00 a 15,00 horas, al teléfono 953 230 200. «Agradecemos la generosidad de los jiennenses que ya lo han hecho y animamos a sumarse a quienes así lo deseen», ha añadido.

También ha aclarado que este listado no garantiza que, con posterioridad, sea necesario hacer uso de estas plazas, pero sí permite estar preparados ante posibles necesidades a corto y medio plazo.

DONATIVOS

Por otro lado, el director de Cáritas Diocesana de Jaén ha aprovechado la ocasión para hacer balance de lo recaudado hasta ahora a través de los donativos individuales de cientos de personas. Desde el pasado día 26 de febrero, cuando se activó la emergencia humanitaria, hasta este miércoles, han ascendido a casi 61.000 euros.

Los donativos se envían a Cáritas Española para apoyar el trabajo de Cáritas en Ucrania, así como en Rumanía, Polonia, Moldavia, Bulgaria y Eslovaquia. Asimismo, que la iglesia de Jaén ha decidido canalizar a través de Cáritas sus aportaciones a la emergencia en Ucrania.

Ha recordado además, que siguiendo las directrices de Cáritas Española, no se está realizando recogida de donaciones materiales, como alimentos, ropa, medicamentos o juguetes. «Entendemos que los bienes donados en España pueden no ser adecuados a las necesidades de la población y a la situación humanitaria y logística en el terreno. Pensamos que las aportaciones económicas son más eficientes», ha dicho.

A ello ha sumado que «los bienes donados individualmente pueden suponer costes y dificultades administrativas logísticas adicionales», como necesidad de embalaje, trámites aduaneros suplementarios, fecha de caducidad de los alimentos y medicamento.

«En una situación de conflicto, todas las personas y las comunidades poseen capacidades de respuesta a pesar de su vulnerabilidad. Las aportaciones económicas permiten la compra en mercados locales, ayudando a la activación de la economía de dichos países», ha manifestado.

La recaudación de fondos continúa abierta a través de los mismos canales con el concepto Cáritas con Ucrania. Se puede apoyar esta causa a través de tres posibles vías: donativos en los números de cuenta de Cáritas Diocesana de Jaén, envío de dinero en Bizum al 00242 y donación a través de la página web caritasjaen.es