La Diputación de Jaén rinde homenaje a la sociedad civil y a los colectivos esenciales durante la pandemia de la covid-19 con la instalación de una escultura en la lonja del Palacio Provincial.

El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, ha inaugurado junto al autor de esta obra, el andujareño Miguel Fuentes del Olmo, este monumento, en un acto al que han asistido el presidente del Colegio Oficial de Enfermería de Jaén, José Francisco Lendínez, el vicepresidente del Colegio Oficial de Médicos de Jaén, Manuel Alcántara, diputados y diputadas de la Corporación provincial, y miembros del jurado del concurso de ideas convocado para la realización de esta escultura.

«Inauguramos esta escultura que la Diputación de Jaén instala en la lonja del Palacio Provincial con el objetivo de rendir un merecido homenaje a la sociedad civil jiennense y a esos colectivos esenciales en la lucha contra la covid-19 en estos casi dos años de pandemia», ha dicho Francisco Reyes.

Ha añadido que «sin ese esfuerzo, compromiso y dedicación, las consecuencias negativas hubiesen sido peores». Francisco Reyes ha señalado que en el año 2021, la Diputación acordó entregar el Premio de la Provincia a estos colectivos, y ahora se hace efectivo con esta escultura.

«Sin duda, una deuda que la provincia de Jaén tiene con su población y de manera especial con estos colectivos, que nos hubiera gustado que estuvieran presentes en este acto, pero la variante ómicron y el nivel de contagios nos ha llevado a celebrarlo de manera más modesta», ha puntualizado Reyes.

Por su parte, Miguel Fuentes del Olmo ha explicado la simbología de esta escultura que «representa la generosidad y la entrega de los colectivos que han alentado para superar esta pandemia». Por eso, ha realizado «dos manos generosamente abiertas hacia el cielo desde las que se desprende una llama viva que es el esfuerzo y la esperanza que todos hemos puesto» y que también es una «ofrenda a todos los que se han ido».

La escultura, realizada en bronce a la cera perdida y moloquita cerámica, se apoya en un pedestal de acero corten en el que se ha incluido una placa donde se puede leer ‘Permanece viva la llama eterna del recuerdo y de la entrega’.

Un total de 16 artistas de cuatro comunidades autónomas distintas –Andalucía, Comunidad de Madrid, Navarra y Asturias– presentaron sus propuestas al concurso convocado por la Diputación de Jaén y dotado con 10.000 euros.