El Hospital Universitario de Jaén ha registrado la primera donación de órganos y tejidos del año, que ha permitido salvar y mejorar la calidad de vida de tres personas, a las que se les ha podido trasplantar hígado y córneas.

«La donación de órganos es un gesto solidario, un acto de gran calado social y un claro exponente de grandeza humana», ha incidido el coordinador provincial, Francisco Brea, que ha animado a la ciudadanía a ser solidaria y a donar sus órganos.

El número de donaciones de órganos y tejidos alcanzados durante 2021 en la provincia de Jaén es de 22, cinco más que en 2020, y ocho de ellas en asistolia, que se han dividido en 20 en el Hospital Universitario de Jaén, uno en el Hospital San Agustín de Linares y una más en el Hospital de Andújar.

La tasa de aceptación de los familiares a llevar a cabo este acto solidario y altruista ha sido durante este año del 93 por ciento, frente al 85 por ciento alcanzado en 2020.

El Hospital Universitario de Jaén ha potenciado la Coordinación de Trasplantes de Jaén, al incorporar a dos nuevos facultativos en el equipo, María Guerrero y Luis Yaguez, que se suman al Coordinador médico, Juan Francisco Brea, y de Enfermería, Javier Moya, que ya realizan esta función. Se trata de dos profesionales de Medicina Intensiva, que hacen posible duplicar el dispositivo que existía hasta ahora en la provincia de Jaén.

El equipo de Coordinación de Trasplantes del Hospital Universitario de Jaén es el encargado de organizar y realizar la extracción de los órganos y tejidos donados, además de informar a familiares sobre esta posibilidad, y llevar a cabo campañas informativas para concienciar sobre la importancia de ser donante.

Igualmente, ha expresado el agradecimiento a los jiennenses y a sus familiares que han donado sus órganos y tejidos porque su decisión ha facilitado que «otros ciudadanos se salven o puedan mejorar de sus enfermedades».

Además, ha destacado la labor realizada por colectivos y agentes sociales, así como profesionales sanitarios ya que «contribuyen a crear un clima favorable a la donación y facilitan el trabajo de los coordinadores y equipos de trasplantes».

Con el objetivo de continuar con el proceso de donación y trasplante, se han elaboración de planes de contingencia específicos para cada modalidad de donación y trasplante permitiendo, no sólo mantener la actividad sino, también, salvaguardar la seguridad de los receptores y profesionales frente a la infección por el SARS-Cov-2. En este sentido, «se han implementado nuevos protocolos y circuitos seguros, basados en la mejor y más reciente evidencia científica disponible».