El sector agrario de la provincia de Jaén está llamado este jueves a un paro contra las «cuantiosas pérdidas» que se prevén con la aplicación la nueva Política Agrícola Común (PAC) y la subida de los costes de producción.

Una «tormenta perfecta» por la que las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias e Infaoliva han convocado esta protesta. Consistirá en un paro en la actividad agraria durante toda la jornada y concentraciones entre las 10,00 y las 12,00 horas a las puertas de cooperativas y almazaras, que están en plena campaña de recogida de la aceituna.

Las entidades han hecho un llamamiento a toda la sociedad jiennense y a todos los olivareros y agricultores en general para participar. Y ello porque la nueva PAC implicará en Jaén «una auténtica catástrofe» y habrá agricultores y ganaderos que perderán ayudas en comarcas como La Loma, Cazorla, Segura y El Condado, según expusieron el pasado día 13 al presentar el paro.

Calculan que la provincia dejará de recibir entre 60 y 80 millones de euros en las ayudas con esta reforma que, además, se está haciendo «en contra de la agricultura profesional, en contra de la Ley de Modernización de Explotaciones prioritarias».

Junto a ello, ponen de relieve el incremento de los costes de producción, destacando la subida del 150 por ciento en el precio de la electricidad, aunque también se da en carburantes y fitosanitarios. Una situación que, según añaden, frena el relevo generacional en un sector fundamental como es el campo.

De ahí, que reclamen medidas a las administraciones para paliar esa subida en los costes de producción y el aumento de precios para los consumidores, porque esa parte no repercute en los agricultores y en los ganaderos. También solicitan actuaciones para controlar las importaciones con la revisión de los tratados con terceros países, la aplicación del principio de reciprocidad y de preferencia comunitaria y apostar por los jóvenes para facilitar ese relevo generacional.