El albergue de temporeros de Torredonjimeno ha sido el último en cerrar sus puertas. De esta forma, los 15 albergues que han conformado la red pública destinada a acoger a las personas llegadas a la provincia de Jaén para trabajar en los tajos se encuentra ya desactivada en la provincia de Jaén.

Ha sido este sábado cuando el Ayuntamiento de Torredonjimeno cerró las instalaciones. Ibros, Alcaudete, Andújar, Baeza, Mancha Real, Villacarrillo, Villatorres, Jaén capital, Alcalá la Real, Martos, Úbeda, Porcuna, Torredelcampo, Villanueva del Arzobispo y Torredonjimeno son los municipios que han abierto sus albergues durante la presente campaña, lo que ha supuesto un total de unas 550 plazas repartidas en 15 centros.

Los ayuntamientos de Beas de Segura, Villanueva de la Reina y Navas de San Juan, al igual que ya hicieron en la pasada campaña, decidieron no abrir sus instalaciones.

Este año, a pesar de tener preparado el dispositivo de emergencia, el Ayuntamiento de Jaén no ha tenido que recurrir a la caseta municipal Jaén Arena, donde se tenía previsto habilitar camas si se hubiera llenado el albergue de temporeros, como ya pasó durante la campaña 2020/2021. El dispositivo de Jaén capital es el de mayor tamaño con hasta 165 plazas disponibles.

El primer albergue en cerrar durante la presente campaña ha sido el de Ibros el pasado 15 de diciembre, a partir de esa fecha, todos los demás han ido secundando la clausura de sus instalaciones argumentando falta de demanda. Las apertura de los mismos se produjo desde mediados de noviembre.