La Asociación de Daño Cerebral Adquirido (Adacea) de Jaén ha presentado en Torredonjimeno la campaña #AltaHospitalariaDCA y ha difundido la esencia de su trabajo, destinado a ayudar tanto a las personas afectadas como a las familias.

Juana Mari Escribano, concejala de Salud, ha agradecido la presencia de representantes del colectivo y se ha puesto a disposición de la ciudadanía para hacer de «correa de transmisión» con Adacea. «Es difícil ponerse en la piel de una familia que se ve afectada. Difundiremos cualquier taller y campaña que haga la asociación», ha señalado.

María Muñoz, presidenta de Adacea, ha explicado que el colectivo nació en 2005, tiene 400 socios y 35 profesionales especializados en temas neurológicos. Además, ha precisado que las secuelas del daño cerebral adquirido son diferentes en función de la persona. «Trabajamos con las familias tanto a nivel de recursos como en la búsqueda de personal voluntario y en la sensibilización ciudadana», ha expresado.

Marina Ozáez, trabajadora social de la entidad, ha explicado que la campaña nace para dar respuesta a las familias que entran en contacto con el colectivo y acuden “desorientadas, porque la vida cambia cuando suceden este tipo de episodios en la vida”. En particular, hace hincapié en las mujeres, las cuidadoras principales, principales sufridoras de la transformación que viven las familias con la llegada de la enfermedad. “Estamos para acompañar a las familias en las distintas fases, desde que se sufre el daño cerebral hasta que finalmente se promueven actuaciones de inclusión con la familia y la persona afectada”, ha dicho.

María Teresa Martínez, tosiriana miembro de la junta directiva de Adacea, se ha emocionado al compartir su testimonio: ella tiene que cuidar a su marido, quien sufrió daño cerebral a partir de una parada cardiaca. Ha reconocido la exigencia del cambio en el hogar y ha alabado el trabajo de la asociación. «Puedes acudir a ellos desde el primer momento y te tratan perfectamente con un gran equipo de profesionales», ha sentenciado.