El albergue de temporeros de Torredonjimeno abrirá mañana, jueves 2 de diciembre, con 36 plazas y un protocolo sanitario adaptado a la pandemia, con turnos en la vida diaria de las personas usuarias. Abre sus puertas en su ubicación habitual con todos los servicios tras habilitarse como dormitorio el año pasado uno de los pabellones del polideportivo “Matías Prats”.
Durante una visita al centro, el alcalde tosiriano, Manuel Anguita, ha destacado la calidad de las instalaciones. «Es una referencia también por el valor humano en la gestión con un esmerado trato a las personas usuarias, porque es difícil hacer vida lejos de tu país», ha dicho.
Por su parte, la concejala de Servicios Sociales, Juana Mari Escribano, ha explicado que se mantiene el aforo y, aun así, se deben cumplir las normas de seguridad Covid. “Para cumplirlas, por ejemplo, se han reestructurado las habitaciones, incrementándolas hasta 7 y se sigue la misma estructura respecto a la organización”, ha indicado la edil, que ha insistido en la importancia de ofrecer un “servicio digno”. “Cada usuario tendrá una tarjeta con el número de habitación, el de cama y los turnos para comer y ducharse», ha añadido en alusión a evitar las aglomeraciones.
Todos los usuarios se harán una prueba de antígenos y deberán mostrar los diferentes certificados. Además, el Ayuntamiento dispensará, junto con Cruz Roja y Cáritas, asistencia a los temporeros que no quieran ir al albergue.