La Junta de Andalucía elaborará un «aforo intermedio» sobre la producción de aceite de oliva en la campaña 2021-2022 atendiendo a la situación actual, en la que es patente la falta de lluvias.

Así lo ha indicado este martes la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Maribel Lozano, a preguntas de los periodistas sobre la petición que organizaciones como COAG han trasladado a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Sostenible para que revise el aforo presentado el 24 de septiembre, dado que la ausencia de precipitaciones «ya ha ocasionado que parte de la producción se haya perdido».

Al respecto, Lozano ha explicado que cuando se presentan estas previsiones «se hace atendiendo a unos criterios técnicos y a las circunstancias del momento» en que se recogen los datos que las sustentan.

«Si algunas de esas cuestiones varía, como puede ser ahora la falta de lluvias, que se sabe que eso puede incidir de forma negativa en ese dato global a la hora de la producción o en los rendimientos del producto, evidentemente se va a proceder a un aforo intermedio, al igual que se ha hecho en otros años», ha afirmado.

Fue la consejera de la Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, la que dio a conocer el aforo del aceite de oliva durante la pasada edición de Expoliva, celebrada en Jaén. Estima que la producción en Andalucía para la campaña 2021-2022 será de 1.050.300 toneladas, lo que supone un descenso del 5,5 por ciento respecto a la producción final de la anterior y del 4,5 por ciento que la media de las cinco últimas campañas.

En el caso de Jaén, principal productora mundial, estima 480.000 toneladas de aceite de oliva, con un rendimiento medio del 21,5 por ciento. Ello supone un 8,4 por ciento menos que la producción final de la pasada campaña y un 3,7 por ciento menos que la media del último lustro.