La delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Maribel Lozano, ha destacado la apuesta de la Junta por impulsar los valores turísticos de los municipios de la provincia dentro del trabajo para incentivar la recuperación ante la crisis sanitaria por la covid-19 y «con el foco puesto en la dinamización de economías locales».

Así lo ha puesto de manifiesto este jueves en su visita al castillo de Torredonjimeno, que ha sido objeto de un proyecto de puesta en valor por parte del Ayuntamiento con una subvención de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local.

Lozano, que ha estado acompañada por la delegada territorial de este área, Marián Adán, y el alcalde, Manuel Anguita, ha precisado que la obra ha tenido una inversión de 58.596 euros y el Ejecutivo autonómico ha subvencionado el 88,85 por ciento con una ayuda de 52.063 euros.

Se enmarca, en concreto, en la línea de ayudas para el fomento de la accesibilidad universal y la puesta en valor turístico del patrimonio público cultural de los municipios del interior de Andalucía, convocada por el Gobierno andaluz en 2019.

«Es un paso adelante para poner en valor este castillo que forma parte de la identidad de los tosirianos y dinamiza la vida cultural de la ciudad, pero que representa, además, un atractivo turístico que puede contribuir a revitalizar el turismo de interior de Torredonjimeno y su comarca», ha afirmado.

La delegada ha subrayado que la Junta apuesta por el turismo como uno de los pilares para la recuperación económica de Andalucía, por lo que «ha movilizado 105 millones de euros solo en ayudas específicas para este sector». A ellas se suman las destinadas al empleo, comercio, hostelería y autónomos, «de gran impacto también en la economía turística», contempladas dentro del II Plan de Reactivación, con 732 millones de euros.

Por su parte, Adán ha explicado que con la llegada del nuevo Gobierno a la Junta de Andalucía se puso en marcha la línea de Patrimonio Cultural para poner en valor «joyas arquitectónicas» como el castillo de Torredonjimeno. Elementos que se ponen al servicio turístico «y vienen a reforzar la marca Jaén, la marca Torredonjimeno, dando impulso al turismo de interior en el que la provincia es un referente».

En este sentido, la responsable de Turismo ha defendido que «el turismo debe ser otro motor económico de la provincia, además del olivar». «Un motor que empezaba ya a arrancar antes de la pandemia y que puede impulsar Jaén tras la crisis sanitaria», ha agregado.

LA ACTUACIÓN

La actuación en el castillo de Torredonjimeno ha consistido en intervenciones arqueológicas dentro del recinto para documentar su historia, con acciones de mejora de la accesibilidad y como base para la adecuación de las terrazas que pretende acometer el Ayuntamiento.

También se ha procedido al arreglo y restauración de la muralla norte y a la restauración de la cubierta del castillo (la cornisa de madera) y de carpinterías de madera, puertas y ventanas, lo que implica la mejora de la eficiencia energética del edificio.

El origen de la fortaleza es almohade, conservándose algunos lienzos de fortificación. Tras la cesión de la comarca a la Orden de Militar de Calatrava, el castillo fue ampliamente reformado. En el interior se conserva parte de un edificio (Casa Palacio) del siglo XVI y un Alfarje policromado Mudéjar.

Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1949. Alberga el centro de interpretación del tesoro visigodo que fue hallado en los alrededores de Torredonjimeno de forma fortuita a principios del siglo XX y que es considerado el segundo legado visigodo más importante de la Península tras el encontrado en Guarrazar (Toledo).

Torredonjimeno forma parte sistema integral de calidad turística Sicted, en concreto el destino Sicted Ruta de los Castillos y las Batallas, precisamente con su castillo.