El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil investiga el vertido contaminante de alpechín y aguas fecales detectado este fin de semana en el arroyo Salado. Los agentes recogieron muestras ayer domingo en el cauce del arroyo, localizado el origen del vertido en las balsas de la Comunidad de Regantes «Llano Mateo» de Martos.

Según ha podido saber este medio, durante la mañana de este lunes, la Guardia Civil ha requerido a los representantes legales de la citada comunidad con la intención de iniciar los trámites del procedimiento sancionador, del que se dará traslado a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), a través de su Comisaría de Aguas.

El tosiriano Manuel Hermoso Anguita, daba la voz alarma el pasado sábado, alertando a través de un video publicado en la redes sociales sobre el vertido de alpechín y aguas fecales que discurría por el arroyo Salado, a su paso por el término municipal de Torredonjimeno.