Profesionales de la Unidad de Urología del Hospital Universitario de Jaén han realizado una «técnica pionera por laparoscopia» para intervenir un tumor de vejiga, «lo que ha supuesto numerosas ventajas al paciente y una más rápida recuperación».

El cirujano que ha realizado la intervención ha sido el jefe de servicio, el tosiriano Juan Moreno, junto a su equipo, según ha informado el Gobierno andaluz. La cirugía, denominada cistectomía radical con linfadenectomía ilioobturatriz y derivación urinaria tipo bricker vía laparoscópica, es la última técnica incorporada en esta unidad.

Se ha desarrollado en un paciente con tumor en la vejiga musculoinvasivo. Se trata de una técnica más compleja que permite extirpar la vejiga, los ganglios y se realiza la derivación urinaria con un asa de intestino, todo ello por laparoscopia. Ha posibilitado que el paciente pueda estar de alta «en su casa en solo cuatro días», además de reducir el dolor y hacer posible una incorporación más rápida a sus actividades diarias.

«Este tipo de operación evita un alto índice de complicaciones que surgen cuando se realiza vía abierta, como la evisceración, con necesidad de una segunda intervención. A través de esta nueva y dificultosa técnica laparoscópica esto se reduce casi en un cien por cien», ha explicado el director de la Unidad de Urología del Hospital jiennense.

Moreno ha añadido que esta compleja intervención quirúrgica precisó casi siete horas para su finalización con éxito. El paciente ya se encuentra recuperado y en seguimiento ambulatorio, frente al ingreso de al menos diez días en planta y una recuperación más lenta y molesta, en caso de realizarse por vía abierta.

«En la Unidad de Urología, el 80 por ciento de las intervenciones urológicas se realizan ya a través de laparoscopia, lo que ha supuesto un importante beneficio para pacientes y sus familias, ya que están menos tiempo ingresados y tienen menos afectación y molestias en la recuperación», ha valorado el cirujano.

El programa de cirugía laparoscópica fue introducida desde hace once años en la Unidad. La primera de ellas tuvo lugar en el Hospital Alto Guadalquivir, de Andújar, donde se desplazó el doctor Moreno con su equipo quirúrgico.

En la última década, ha incorporado progresivamente diversos procedimientos laparoscópicos urológicos como la nefrectomía radical, pieloplastia, ureterolitotomía, linfadenectomía inguinal videoendoscópica o reimplantacion ureterovesial.

Junto a estas técnicas, el equipo de Urología ha trabajado en otras complejas, como la prostatectomía radical laparoscópica, la linfadenectomía illioobturatriz y la linfadenectomía retroperitoneal,o reparación de fístulas vesicales, todas ellas por vía laparoscopia, como parte de la formación continua que también reciben los nuevos miembros del servicio.