De los once albergues de temporeros que abrieron en la provincia para la presente campaña de recogida de aceituna en la provincia de Jaén se encuentran ya cerrados ocho, siendo el de Torredonjimeno el único albergue que se encuentra operativo en la comarca., mientras que en el resto de la provincia solo permanecen abiertos el de Alcalá la Real y Villatorres.

Según información facilitada desde la Junta de Andalucía, durante la noche del lunes al martes, el de Alcalá la Real se encontraba al 91,66 por ciento de su capacidad al tener ocupadas 22 de sus 24 plazas. El de Torredonjimeno estuvo al 83,33 por ciento de su capacidad, con 30 de sus 36 plazas ocupadas, mientras que en el de Villatorres la ocupación fue del 25 por ciento, con dos de sus ocho plazas ocupadas.

Desde el Ayuntamiento de Torredonjimeno se baraja ya el cierre del albergue, aunque por el momento no se ha establecido ninguna fecha para ello.

El primer albergue en cerrar sus puertas fue el de Villacarrillo, que lo hizo el pasado 20 de diciembre. Le siguieron el de Andújar, el 28 de diciembre; Martos, el 30 de diciembre; y Porcuna junto con Villanueva del Arzobispo lo hicieron el pasado 31 de diciembre. Le siguieron Jaén capital, Úbeda y Torredelcampo.

Para la presente campaña han funcionado once de los 18 albergues que abrieron en 209/2020. Los ayuntamientos que finalmente optaron por no abrir fueron Baeza, Beas de Segura, Villanueva de la Reina, Ibros, Alcaudete, Mancha Real y Navas de San Juan. Todos ellos argumentaron problemas de espacio para cumplir con la normativa anticovid y algunos también aludieron también al recorte de un 50 por ciento los recursos que ha destinado este año la Junta de Andalucía al dispositivo de atención al temporero.